Que pasaria si cataluña se independiza de españa

Por qué Cataluña quiere ser independiente de España

Los autores no trabajan, consultan, poseen acciones o reciben financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no han revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

La posibilidad de que Cataluña se separe de España nunca ha estado tan cerca. Tras un complicado referéndum sobre el tema (que el gobierno español se negó a reconocer, pero envió a la policía para impedirlo) y una serie de protestas, parece haber una posibilidad real de que se produzca la separación. Pero, ¿cuáles podrían ser las consecuencias económicas?

En términos de tamaño y población, Cataluña es comparable a varios países europeos, como Suiza. Aunque tiene el 16% de la población española, genera el 19% del PIB de España y el 25% de sus exportaciones. Su PIB por persona es actualmente un 14% superior a la media de la UE (pero ligeramente inferior al de otras regiones de España como la Comunidad de Madrid, el País Vasco y Navarra). Mientras tanto, el resto de España tiene un PIB por persona entre un 10% y un 15% inferior a la media de la UE. El desempleo también es menor en Cataluña que en el resto de España, y similar al de la región de Madrid.

¿Debe Cataluña ser independiente de España? – La corriente

Los inicios del separatismo en Cataluña se remontan a mediados del siglo XIX. La Renaixença (renacimiento cultural), que tenía como objetivo el renacimiento de la lengua catalana y de las tradiciones catalanas, condujo al desarrollo del nacionalismo catalán y al deseo de independencia[9][10] Entre las décadas de 1850 y 1910, algunos individuos,[11] organizaciones[12] y partidos políticos[13] comenzaron a exigir la plena independencia de Cataluña de España.

Leer más  El blog de sombras

El gobierno español remitió la declaración al Tribunal Constitucional español, que dictaminó en marzo de 2014 que la declaración de soberanía era inconstitucional. Sin embargo, el tribunal no rechazó el “derecho a decidir”, argumentando que ese derecho no implicaba necesariamente la soberanía o la autodeterminación[40][41].

Al mes siguiente, CiU, ERC, ICV-EUiA y la Candidatura de Unidad Popular (CUP) acordaron celebrar el referéndum de independencia el 9 de noviembre de 2014, y que en él se formularían dos preguntas: “¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado?” y (en caso afirmativo) “¿Quiere que este Estado sea independiente?”[43] El 11 de septiembre de 2014 tuvo lugar otra manifestación masiva, la Vía Catalana 2014, en la que manifestantes vestidos con los colores catalanes, amarillo y rojo, llenaron dos avenidas de Barcelona formando una “V” gigante, para pedir la votación[44] Tras la sentencia del Tribunal Constitucional, el gobierno catalán cambió la votación por un “proceso de participación ciudadana” y anunció que sería supervisada por voluntarios. [El gobierno español recurrió de nuevo al Tribunal Constitucional, que suspendió el proceso a la espera del recurso, pero la votación siguió adelante[45] El resultado fue un 81% de votos a favor del sí, pero la participación fue sólo del 42%, lo que podría considerarse como una mayoría opuesta tanto a la independencia como al referéndum[46] Posteriormente se presentaron cargos penales contra Mas y otros por desafiar la orden judicial[45].

Cataluña declarará su independencia de España “en pocos días

En 2014, Cataluña celebró un referéndum no vinculante (o “consulta popular”) sobre la independencia, con más del 80% de los votos emitidos a favor de que Cataluña se convirtiera en un estado independiente. Sin embargo, los críticos sostienen que la participación fue baja porque muchas personas boicotearon el referéndum (no se publicaron cifras oficiales de participación). Artur Mas, entonces Presidente de Cataluña, fue condenado por abuso de poder y fue multado e inhabilitado para ejercer cargos públicos durante dos años. ¿Podría darse un resultado similar esta vez?

Leer más  Ver el lobo de wall street español castellano

ACTUALIZACIÓN 28/09/15: Cataluña se encuentra en rumbo de colisión con el gobierno central de España después de que las elecciones regionales del 27 de septiembre dieran una mayoría de escaños a los candidatos independentistas. La coalición nacionalista Junts pel Sí (“Juntos por el Sí”) obtendría 62 escaños en el parlamento regional de 135 plazas; no es suficiente para gobernar en solitario, pero Junts pel Sí podría ir en coalición con la Candidatura de Unidad Popular (CUP), de extrema izquierda, que obtendría 10 escaños.

Sin embargo, a pesar de obtener una mayoría combinada de escaños, los partidos independentistas no lograron captar la mayoría del voto popular, ya que sólo el 47,9% de los catalanes votaron a las candidaturas independentistas. Esto significa que el resultado se habría quedado oficialmente por debajo de la victoria de los independentistas en un referéndum real; no obstante, el presidente catalán en funciones, Artur Mas, ha declarado que Cataluña empezará a negociar la independencia de España inmediatamente, con el objetivo de una ruptura completa en 18 meses.

¿Adiós a España?

Los inicios del separatismo en Cataluña se remontan a mediados del siglo XIX. La Renaixença (renacimiento cultural), cuyo objetivo era la recuperación de la lengua y las tradiciones catalanas, condujo al desarrollo del nacionalismo catalán y al deseo de independencia[9][10] Entre los años 1850 y 1910, algunos individuos,[11] organizaciones[12] y partidos políticos[13] comenzaron a exigir la plena independencia de Cataluña de España.

El gobierno español remitió la declaración al Tribunal Constitucional español, que dictaminó en marzo de 2014 que la declaración de soberanía era inconstitucional. Sin embargo, el tribunal no rechazó el “derecho a decidir”, argumentando que ese derecho no implicaba necesariamente la soberanía o la autodeterminación[40][41].

Leer más  Copias chinas de coches

Al mes siguiente, CiU, ERC, ICV-EUiA y la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) acordaron celebrar el referéndum de independencia el 9 de noviembre de 2014, y que en él se formularían dos preguntas: “¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado?” y (en caso afirmativo) “¿Quiere que este Estado sea independiente?”[43] El 11 de septiembre de 2014 tuvo lugar otra manifestación masiva, la Vía Catalana 2014, en la que manifestantes vestidos con los colores catalanes, amarillo y rojo, llenaron dos avenidas de Barcelona formando una “V” gigante, para pedir la votación[44] Tras la sentencia del Tribunal Constitucional, el gobierno catalán cambió la votación por un “proceso de participación ciudadana” y anunció que sería supervisada por voluntarios. [El gobierno español recurrió de nuevo al Tribunal Constitucional, que suspendió el proceso a la espera del recurso, pero la votación siguió adelante[45] El resultado fue un 81% de votos a favor del sí, pero la participación fue sólo del 42%, lo que podría considerarse como una mayoría opuesta tanto a la independencia como al referéndum[46] Posteriormente se presentaron cargos penales contra Mas y otros por desafiar la orden judicial[45].

Entradas relacionadas