Biografia de francisco de goya

Francisco goya educación

Francisco José de Goya y Lucientes nació cerca de Zaragoza, en Aragón, el 30 de marzo de 1746. Su padre era pintor. La educación artística formal de Goya comenzó a la edad de 14 años cuando fue aprendiz de un pintor local. En 1763, Goya se trasladó a Madrid y trabajó con otro artista aragonés, Francisco Bayeu, con cuya hermana se casó.

En el invierno de 1792, Goya enfermó gravemente y quedó totalmente sordo. Esto supuso un punto de inflexión en su carrera. Sus cuadros se transformaron de su anterior estilo rococó a una visión más expresionista y eligió temas cada vez más oscuros.

Durante la brutal ocupación napoleónica de España, Goya vio de primera mano los horrores de la guerra. Estos inspiraron una serie de grabados “Los desastres de la guerra” y dos cuadros “2 de mayo de 1808” y “3 de mayo de 1808”.

La familia de Francisco de goya

Quien ayudó a Francisco Goya a alcanzar la cima de su carrera artística fue María del Pilar Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo y Silva Bazán, marquesa de Villafranca y duquesa de Alba. En definitiva, Cayetana Alba. Su nombre completo y sus títulos eran tan pretenciosos, como su relación: complicada.

Para empezar, no hay pruebas fehacientes de la relación erótica entre el artista y la duquesa. Sólo hay hipótesis, leyendas y suposiciones. Y la reputación del gran español: impetuoso, apasionado, impulsivo Goya no sólo se llamaba a sí mismo macho – lo era. Los trozos de corazón de las chicas, que crujen bajo sus pies, lo atestiguan. Por cierto, estos “trozos” están plenamente documentados. Sin embargo, cuando se trata de la duquesa de Alba, la cosa se complica.Por lo tanto, vamos a considerar dos versiones. La primera – “Pasaron por todo” y la segunda – “Pasaron por mucho, menos por la intimidad”. Pero primero, le daremos una imagen a grandes rasgos de cómo eran nuestros héroes en el momento de su primer encuentro.

Leer más  Capturador de pantalla para pc

Ensayo sobre Francisco de Goya

La obra de Francisco de Goya es universalmente conocida por su espectacularidad, su modernidad y su compromiso. El maestro de Fuendetodos fue un pionero en técnica y temática; un inconformista en una sociedad en la que nunca acabó de encajar, pero que se entregó a su deslumbrante arte.

El Museo del Prado es una de las mayores pinacotecas del mundo y de todas sus salas, las que atraen a los visitantes como un imán son las que muestran las obras de Francisco de Goya ~ uno de los pintores más importantes, carismáticos e iconoclastas de la historia de la pintura. Sus “Pinturas Negras” y su conjunto de grabados son muy admirados por su asombrosa modernidad y ruptura con las normas de su tiempo; sus cuadros costumbristas, retratos y religiosos deslumbran por la luz que emiten y la contemporaneidad de su pincelada que los convierte en obras casi preimpresionistas. Su concepto del arte trascendía el del mero reflejo de lo que le rodeaba, interpretando en cambio su obra como algo en constante evolución: “El tiempo también pinta”, dijo en más de una ocasión.

Francisco de goya konstverk

Francisco Goya es ampliamente conocido como uno de los artistas españoles más importantes de todos los tiempos y a menudo es anunciado como una figura fundamental en la transición al arte moderno. A caballo entre dos siglos de transformaciones, Goya se convirtió en una de las voces artísticas más importantes de su generación e inauguró el espíritu innovador del siglo XIX.

Nacido y criado en la pequeña localidad de Fuendetodos, en el noreste de España, Goya descubrió su habilidad artística a una edad extraordinariamente temprana. De hecho, aún era un adolescente cuando se trasladó a Madrid para estudiar con Rafael Mengs, uno de los principales pintores neoclásicos de finales del siglo XVIII. Su ascenso al éxito desde ese momento fue bastante rápido; poco después, fue nombrado pintor de la corte real de la monarquía española, alcanzando el rango más supremo de los pintores de la corte, el Primer Pintor de Cámara, en 1799.

Leer más  Marcos para fotos gratis en español

Al alcanzar esta prestigiosa cima, Goya ya se replanteaba el objetivo de sus pinturas. Con la llegada del nuevo siglo, Goya abandonó rápidamente la vitalidad rococó que había dominado sus composiciones cortesanas a finales del siglo XVIII y adoptó una paleta mucho más sobria. Su técnica pictórica también se aflojó, pero lo más impactante de esta transición fue su cambio de temática. Sus pasiones por la política y la identidad española eran profundas, hasta el punto de que el estado de ánimo de sus composiciones parecía estar en consonancia con la situación política española.

Entradas relacionadas