Bancos chinos en españa

Un abogado chino cuestiona el asalto de la policía española a una sucursal del icbc

Los tres bancos en cuestión congelaron recientemente las cuentas de miles de residentes chinos en España durante casi dos semanas, de acuerdo -o eso dicen los bancos- con la normativa española sobre blanqueo de capitales. El 15 de febrero, tras semanas de bloqueo de sus cuentas, los sentimientos acabaron por desbordarse y cientos de residentes chinos salieron a las calles de Madrid para denunciar la actuación de los bancos. Fue la mayor protesta pública espontánea jamás realizada por residentes chinos en España.
El banco en el centro del actual escándalo -el segundo mayor prestamista de España, el BBVA- habría congelado 5.000 cuentas pertenecientes a ciudadanos chinos de un total de unas 40.000, según la Asociación China en España (ACHE). Muchos de esos clientes eran hijos de padres chinos nacidos en España y dicen que ni siquiera se les avisó de que su cuenta iba a ser congelada.
“Son personas normales, sin movimientos de riesgo ni operaciones sospechosas”, dice Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN. “Están enfadados e incluso han protestado, algo bastante inusual entre los chinos”.

Icbc

MADRID | Tal y como publicaba el viernes el diario El Economista, China ha intensificado su desembarco en España y ha puesto su mirada, entre otras muchas cosas, en el sector financiero. Un año y medio después del desembarco del primer banco del gigante asiático, el Banco de China, que ocupa el tercer lugar, ha puesto su primer paso en España.  La entidad ha obtenido la autorización para operar a través de su división establecida en Luxemburgo. Este paso es el mismo que dio Industrial Commercial Bank (ICBC) en 2010 antes de abrir su primera sucursal en Madrid.
El Banco de China, al igual que su competidor, no sólo se sintió atraído por la deuda española, de la que son grandes compradores, sino también por la creciente relación comercial entre nuestro país y Asia. España era uno de los pocos mercados europeos en los que el grupo chino no estaba presente. Tiene actividades en el Reino Unido, Alemania e Italia, entre otros.
La entidad, que es la más antigua del gigante asiático, está controlada en un 70% por el Estado y está considerada como el primer prestamista chino en el segmento de clientes particulares. Cotiza en bolsa y su capitalización bursátil supera los 100.000 millones de euros.

Leer más  Que necesito para cobrar el paro

Negocios españa-china: gran interés por la banca

China Construction Bank (CCB), uno de los principales bancos chinos y el segundo del mundo en capitalización bursátil (207.900 millones de dólares), ha inaugurado su primera sucursal en la ciudad de Barcelona, que es también su primera ubicación en España.
La entidad proporcionará depósitos, financiación internacional y préstamos sindicados a las empresas asiáticas que operan en España y a las empresas españolas con estrechos vínculos comerciales con China. En este sentido, cabe destacar que España es el sexto socio comercial de China y que el gigante asiático es el socio comercial más importante de España fuera de la Unión Europea. En 2014, el comercio entre China y España creció un 11,9% hasta alcanzar los 27.200 millones de dólares.
China Construction Bank cuenta actualmente con más de 14.800 sucursales en todo el mundo en ciudades como Hong Kong, Singapur, Tokio, Seúl, Nueva York, Londres y Luxemburgo. Es el segundo gran banco chino que aterriza en España, después de que el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC) lo hiciera en 2011.
La sucursal de Barcelona, situada en la sexta planta de la avenida Diagonal 640, el edificio de oficinas de Alta Diagonal, abre con 20 empleados, la mitad de ellos locales. El banco ha recibido el apoyo de la Generalitat de Cataluña y del Ayuntamiento de Barcelona durante el proceso de desembarco y en la identificación de inversores y clientes.

Icbc argentina

La investigación sobre la sucursal española del ICBC comenzó ya en 2016, cuando los fiscales anunciaron que estaban colaborando con otras autoridades internacionales anticorrupción, entre ellas EUROPOL, en lo que denominaron “Operación Serpiente”, que investigaba cómo entidades criminales blanqueaban decenas de millones de activos chinos en la UE a través de un fraude aduanero generalizado.
Según el diario español La Vanguardia, la sucursal del ICBC en Madrid -a pesar de tener conocimiento de las investigaciones policiales activas en su contra- trató de ocultar los pagos que recibía de las entidades criminales fraccionándolos en numerosos depósitos de 50.000 euros o menos, lo que queda por debajo de los requisitos de declaración obligatoria a las autoridades.
Entre 2011 y 2014, el medio informó de que 90 millones de euros procedentes de entidades chinas del crimen organizado fueron llevados al país en mochilas, bolsas y cajas, y luego depositados lentamente en cuentas de la empresa ICBC o personales.
El ICBC, que ha sido clasificado como el mayor banco del mundo en términos de activos tanto en 2017 como en 2018, ha sido objeto de varias polémicas adicionales, además de las acusaciones de blanqueo de capitales por parte de las autoridades españolas.

Entradas relacionadas