Billetes euro para imprimir dos caras

Billetes euro para imprimir dos caras del momento

valor del billete de 500 euros

Los billetes del euro, la moneda de la zona del euro y de las instituciones, están en circulación desde que se emitió la primera serie (también llamada ES1) en 2002. Los emiten los bancos centrales nacionales del Eurosistema o el Banco Central Europeo[1]. En 1999 se introdujo virtualmente el euro,[2] y en 2002 empezaron a circular billetes y monedas. El euro sustituyó rápidamente a las antiguas monedas nacionales y se extendió lentamente por la Unión Europea.
Las denominaciones de los billetes van de 5 a 500 euros y, a diferencia de las monedas en euros, el diseño es idéntico en toda la eurozona, aunque se emiten e imprimen en varios Estados miembros. Los billetes de euro son de pura fibra de algodón, lo que mejora su durabilidad y da a los billetes un tacto distintivo. Miden desde 120 por 62 milímetros hasta 160 por 82 milímetros y tienen una gran variedad de colores. Los billetes de euro contienen numerosos y complejos elementos de seguridad, como marcas de agua, características de tinta invisible, hologramas, tintas ópticamente variables y microimpresiones que documentan su autenticidad. Mientras que las monedas de euro tienen una cara nacional que indica el país de emisión (aunque no necesariamente de acuñación), los billetes de euro carecen de ella. En su lugar, esta información aparece en el primer carácter del número de serie de cada billete.

no se aceptan los billetes de 500 euros

Los billetes del euro, la moneda de la zona del euro y de las instituciones, están en circulación desde que se emitió la primera serie (también llamada ES1) en 2002. Los emiten los bancos centrales nacionales del Eurosistema o el Banco Central Europeo[1]. En 1999 se introdujo virtualmente el euro,[2] y en 2002 empezaron a circular billetes y monedas. El euro sustituyó rápidamente a las antiguas monedas nacionales y se extendió lentamente por la Unión Europea.
Las denominaciones de los billetes van de 5 a 500 euros y, a diferencia de las monedas en euros, el diseño es idéntico en toda la eurozona, aunque se emiten e imprimen en varios Estados miembros. Los billetes de euro son de pura fibra de algodón, lo que mejora su durabilidad y da a los billetes un tacto distintivo. Miden desde 120 por 62 milímetros hasta 160 por 82 milímetros y tienen una gran variedad de colores. Los billetes de euro contienen numerosos y complejos elementos de seguridad, como marcas de agua, características de tinta invisible, hologramas, tintas ópticamente variables y microimpresiones que documentan su autenticidad. Mientras que las monedas de euro tienen una cara nacional que indica el país de emisión (aunque no necesariamente de acuñación), los billetes de euro carecen de ella. En su lugar, esta información aparece en el primer carácter del número de serie de cada billete.

comprobación de los números de serie del euro

Los billetes del euro, la moneda de la zona del euro y de las instituciones, están en circulación desde que se emitió la primera serie (también llamada ES1) en 2002. Los emiten los bancos centrales nacionales del Eurosistema o el Banco Central Europeo[1]. En 1999 se introdujo virtualmente el euro,[2] y en 2002 empezaron a circular billetes y monedas. El euro sustituyó rápidamente a las antiguas monedas nacionales y se extendió lentamente por la Unión Europea.
Las denominaciones de los billetes van de 5 a 500 euros y, a diferencia de las monedas en euros, el diseño es idéntico en toda la eurozona, aunque se emiten e imprimen en varios Estados miembros. Los billetes de euro son de pura fibra de algodón, lo que mejora su durabilidad y da a los billetes un tacto distintivo. Miden desde 120 por 62 milímetros hasta 160 por 82 milímetros y tienen una gran variedad de colores. Los billetes de euro contienen numerosos y complejos elementos de seguridad, como marcas de agua, características de tinta invisible, hologramas, tintas ópticamente variables y microimpresiones que documentan su autenticidad. Mientras que las monedas de euro tienen una cara nacional que indica el país de emisión (aunque no necesariamente de acuñación), los billetes de euro carecen de ella. En su lugar, esta información aparece en el primer carácter del número de serie de cada billete.

Leer más  Teorias sobre el juego

Entradas relacionadas