Sectores economicos pais vasco

Un día en Donostia – San Sebastián

En este apartado vamos a analizar la especialización económica del País Vasco a partir de los datos de comercio exterior. Los datos se han dividido en 19 industrias, que a su vez se han agrupado en función de su nivel tecnológico, uso económico de los bienes, nivel de crecimiento y características técnicas y económicas.

Como se observa en el cuadro 12, las exportaciones vascas tienen un grado de concentración importante en sólo cuatro sectores: vehículos de motor (26%), metalurgia y productos metálicos (23%), maquinaria y equipo (15%) y refino de petróleo (8%). Los índices de especialización de estas cuatro industrias son también elevados. Los riesgos resultantes son importantes, dado el considerable vínculo entre las tres primeras, que en gran medida forman parte de las mismas cadenas de valor, y el hecho de que la cuarta está muy sujeta a la volatilidad de los precios de la energía y al suministro de petróleo extranjero. Sea como fuere, cabe destacar que entre 2008 y 2017, el grado de concentración de las exportaciones se redujo notablemente, debido principalmente a la disminución de la cuota de las exportaciones de productos metálicos y de la metalurgia. Además, como veremos más adelante, la gravedad de esta concentración es menor porque en estos cuatro sectores con mayor participación en las exportaciones, el País Vasco tiene tasas de ventaja comparativa fuertemente positivas.

Austin Trotta comparte su experiencia de trabajar y vivir en

Desde hace más de cien años, el País Vasco constituye uno de los focos más importantes de la industria en España y representa uno de los principales centros financieros del Eje Atlántico europeo.    El 9,7% del total del PIB industrial de España en 2007 se generó en la Comunidad Autónoma del País Vasco, un porcentaje muy superior al referido a los criterios de población (4,67%) y superficie (1,5%), etc.

Leer más  Mejor trader del mundo

La internacionalización, la innovación y renovación, la especialización tecnológica, la eficiencia energética, la calidad y la formación son algunos de los factores que han contribuido a que las empresas industriales vascas alcancen altos niveles de competitividad en los mercados europeos e internacionales.

La industria de bienes de equipo es una de las más importantes del País Vasco, con grandes proyectos industriales llave en mano y desarrollos de infraestructuras realizados en todo el mundo en, entre otros, la industria siderúrgica, la industria de generación y distribución de energía, las obras químicas y petroquímicas, las telecomunicaciones, los sistemas de transporte urbano e interurbano, el tratamiento y abastecimiento de agua, el tratamiento de residuos urbanos e industriales y el impacto ambiental y la ingeniería civil.

La democracia económica: Degeneración y posibles soluciones

La competitividad ha tenido una evolución positiva en las últimas décadas en el País Vasco. La situación social y económica por la que ha pasado nuestro país estropeó de alguna manera esta transformación en la necesidad de adaptar el sistema productivo para poder atravesar la incertidumbre económica.

El Informe de Competitividad del País Vasco 2013, cuarto informe de estas características que publica el Instituto Vasco de Competitividad (IVC)-Orkestra, pone de manifiesto el enorme potencial del tejido empresarial vasco y los sólidos pilares sobre los que se asienta la economía vasca, a la vez que destaca la necesidad de realizar cambios en el sistema productivo, elemento clave en el camino del crecimiento económico.

La economía vasca ha demostrado que puede mantenerse en pie durante una larga recesión, siendo los indicadores macroeconómicos mejores que la media europea y sin diferencias significativas con las regiones punteras de Europa, según los datos publicados por el Instituto Vasco de Competitividad.

Leer más  Nuevas leyes para autonomos

Aunque estas cifras muestran el progreso constante del País Vasco y su óptima posición en términos de competitividad empresarial, es necesaria una transformación del sistema productivo para mejorar el bienestar de los ciudadanos y aumentar la creación de empleo.

Gizonduz – 10 años

El País Vasco, con 2,2 millones de habitantes, es una de las zonas industriales más importantes de España. Los sectores más fuertes de la economía vasca son las industrias del metal, la construcción, la maquinaria y el material de transporte. La industria de la construcción, especialmente, tiene un alto potencial para avanzar hacia la bioeconomía mediante el uso de la madera, pero las industrias del automóvil, la energía y la química también podrían transformarse incorporando mejor los recursos locales de base biológica y las nuevas tecnologías.

Más de la mitad de la superficie del País Vasco (54%) es boscosa. Por tanto, no es de extrañar que la biomasa forestal sea la más relevante (dos tercios de la masa) para los empresarios vascos. Hay alrededor de 0,89 toneladas de biomasa disponibles por cada ciudadano vasco, lo que corresponde aproximadamente a una décima parte de los materiales consumidos en la economía vasca.

El País Vasco tiene un fuerte perfil de innovación y dentro del ecosistema de start-ups de bioeconomía forestal, la mayoría de las start-ups funcionan en los sectores de biotecnología, agroalimentación, forestal4.0 y construcción en madera.

Entradas relacionadas