Tabla de tiempos verbales en español

Tabla de tiempos verbales en español pdf

Este artículo presenta un conjunto de paradigmas -es decir, tablas de conjugación- de los verbos españoles, incluyendo ejemplos de verbos regulares y algunos de los verbos irregulares más comunes. Para otros verbos irregulares y sus patrones comunes, véase el artículo sobre los verbos irregulares en español.
Las tablas incluyen sólo los tiempos “simples” (es decir, los que se forman con una sola palabra), y no los tiempos “compuestos” (los que se forman con un verbo auxiliar más una forma no finita del verbo principal), como la voz progresiva, perfecta y pasiva. Los aspectos progresivos (también llamados “tiempos continuos”) se forman utilizando el tiempo apropiado de estar + gerundio, y las construcciones perfectas se forman utilizando el tiempo apropiado de haber + participio pasado. Cuando se utiliza el participio pasado de esta manera, siempre termina en -o. En cambio, cuando el participio se usa como adjetivo, concuerda en género y número con el sustantivo modificado. Asimismo, el participio concuerda con el sujeto cuando se usa con ser para formar la voz pasiva “verdadera” (dinámica) (por ejemplo, La carta fue escrita ayer), y también cuando se usa con estar para formar una “pasiva de resultado”, o pasiva estativa (como en La carta ya está escrita).

Tabla de tiempos verbales en español del momento

Los verbos españoles constituyen una de las áreas más complejas de la gramática española. El español es una lengua relativamente sintética con un grado de inflexión entre moderado y alto, que se manifiesta sobre todo en la conjugación del español.
Como ocurre con los verbos de casi todas las lenguas, los verbos españoles expresan una acción o un estado de un sujeto determinado y, al igual que los verbos de la mayoría de las lenguas indoeuropeas, los verbos españoles sufren una flexión según las siguientes categorías:
El paradigma verbal español moderno (conjugación) tiene 16 formas completas[1] distintas (tiempos), es decir, conjuntos de formas para cada combinación de tiempo, modo y aspecto, más un tiempo incompleto[2] (el imperativo), así como tres formas no temporales (el infinitivo, el gerundio y el participio pasado). Dos de los tiempos, los dos futuros de subjuntivo, han quedado obsoletos a efectos prácticos.
Las 16 formas “regulares” (tiempos) incluyen 8 tiempos simples y 8 tiempos compuestos. Los tiempos compuestos se forman con el verbo auxiliar haber más el participio pasado. Los verbos pueden utilizarse en otras formas, como el presente progresivo, pero en los tratados de gramática no suelen considerarse parte del paradigma, sino construcciones verbales perifrásticas.

Leer más  Imagenes creative commons gratis

Ver más

Sin saber conjugar los verbos no seríamos capaces de formar frases coherentes. Al igual que en inglés, la conjugación de los verbos (junto con otros aspectos básicos de la gramática española) es esencial para aprender el idioma.
Como puedes ver, la conjugación de los verbos en inglés es bastante sencilla. Casi todos los verbos ingleses sólo tienen dos variantes a la hora de conjugarlos (por ejemplo, watch vs. watches), con la excepción del verbo to be que tiene tres variantes:
De nuevo, como puedes ver, el español divide los verbos en cinco variantes finales diferentes, lo que puede resultar abrumador y confuso. Aprender cómo funciona puede parecer complicado al principio, pero, por suerte, puedes utilizar la fórmula que aparece a continuación, que lo hace tan fácil que se convertirá en algo natural.
Parece fácil, ¿verdad? La fórmula es sencilla, pero se complica un poco cuando los verbos son “cambiantes” o irregulares, algo que un profesor de español puede ayudarte a entender con más detalle. Además, la conjugación en español varía significativamente cuando el tiempo pasa a ser pasado o futuro.

Cuántos tiempos en español

Los verbos españoles constituyen una de las áreas más complejas de la gramática española. El español es una lengua relativamente sintética con un grado de inflexión entre moderado y alto, que se manifiesta sobre todo en la conjugación del español.
Como es típico de los verbos en prácticamente todas las lenguas, los verbos españoles expresan una acción o un estado de un sujeto determinado, y como los verbos de la mayoría de las lenguas indoeuropeas, los verbos españoles sufren una flexión según las siguientes categorías:
El paradigma verbal español moderno (conjugación) tiene 16 formas completas[1] distintas (tiempos), es decir, conjuntos de formas para cada combinación de tiempo, modo y aspecto, más un tiempo incompleto[2] (el imperativo), así como tres formas no temporales (el infinitivo, el gerundio y el participio pasado). Dos de los tiempos, los dos futuros de subjuntivo, han quedado obsoletos a efectos prácticos.
Las 16 formas “regulares” (tiempos) incluyen 8 tiempos simples y 8 tiempos compuestos. Los tiempos compuestos se forman con el verbo auxiliar haber más el participio pasado. Los verbos pueden utilizarse en otras formas, como el presente progresivo, pero en los tratados de gramática no suelen considerarse parte del paradigma, sino construcciones verbales perifrásticas.

Entradas relacionadas